Nuestro día a día

Close-up Of Smiling Little Standing Around Bubbles In Garden

Cada día es diferente...

En Pompitas tratamos siempre de adaptarnos a cómo están los niños. No apostamos por tener un esquema cerrado de rutinas diarias sino que lo variamos en función de la hora, del día, de la estación del año…etc.

Contamos, eso sí, con una dinámica general: alternar actividades que impliquen más movimiento físico con actividades más reposadas e intelectuales, puesto que, a estas edades, el tiempo que mantienen el interés y la concentración en una actividad es todavía corto.

Además, en Pompitas tenemos muy en cuenta el día de la semana. Para un bebé no puede ser lo mismo un lunes que un miércoles. Cada día puede desarrollar un tipo de concentración y movimiento distinto. Y a eso debemos adaptarnos.

Los más pequeños (los bebés de 0 a 1), no tienen un horario ni actividades fijas en ningún momento. Nuestro método es 100% individualizado: no tienen nada que ver las necesidades de un bebé de 8 meses, con otro de 5 meses. Lo que sí perseguimos es favorecer al máximo su movimiento siempre que estén despiertos. Sin forzarles. Nuestra principal labor como educadores consiste en ofrecer las herramientas y la organización diaria para que los pequeños tengan un desarrollo neuro-sensorial, motor y metabólico equilibrado.

De manera genérica, para que conozcáis qué ocurre dentro de nuestras aulas, os presentamos un esquema orientativo de los ritmos de nuestra semana:

Los lunes son un día en el que debemos volver a generar un ritmo. Poco a poco, después del descanso y “desorden” del fin de semana, volver a la animación y a la actividad. Hasta las 11:30 más o menos, nuestros juegos serán de correr, saltar etc. No será hasta esa hora que podremos hacer un juego de concentración bajo

Son días de fuerte energía, actividad y capacidad de los niños. Son días para desarrollar, por ejemplo, puzles, baile, construcciones o circuitos de psicomotricidad con mucho más movimiento. El martes observamos a cada niño y en función de su estado y logros realizamos esa misma actividad el jueves pero con un grado mayor de complejidad y con el apoyo de un adulto

El miércoles es el día de más cambios de la semana. Las opciones de juegos se amplían y pueden variar muchísimo en el mismo día. Los pequeños suelen mostrarse totalmente receptivos y con capacidad para adaptarse y absorber más estímulos

Son días de fuerte energía, actividad y capacidad de los niños. Son días para desarrollar, por ejemplo, puzles, baile, construcciones o circuitos de psicomotricidad con mucho más movimiento. El martes observamos a cada niño y en función de su estado y logros realizamos esa misma actividad el jueves pero con un grado mayor de complejidad y con el apoyo de un adulto

Es un día en el que el ritmo de las actividades vuelve a bajar. Los pequeños están cansados y se deben incorporar rutinas poco exigentes, tanto en movimiento como en concentración. Es un día en el que, por ejemplo, favorecemos el cuento, música y el teatro

error: Content is protected !!